TimeCat. Controlador del tiempo

Cuando uno instala TimeCat se da cuenta de que no sabe lo que ha hecho, comienza a ver menús, pantallas, factorizaciones, festivos y todo un sin fin de cosas que no entiende, supongo que eso fue lo que me pasó cada una de las veces que intentaba probar TimeCat. Pero cuando comenzamos a poner orden a toda esa ignorancia y vamos configurando paso a paso sus pantallas, vemos como lo que antes parecía un completo galimatías se asemeja mucho más a la realidad de lo que estábamos haciendo con anterioridad.

No nos engañemos, la función de TimeCat es la de apuntar las horas de esfuerzo que dedicamos a los diferentes proyectos. Aunque en un principio nos parezca difícil introducirnos en esa filosofía, su programador ha pensado en facilitarnos tanta potencia y con unas sencillas pulsaciones podemos realizar todo lo que en un principio parecía imposible: introducir horas de entrada y horas de salida. Sencillo. Con esas sencillas pulsaciones ya podemos llevar un pequeño control de lo que estamos realizando a diario.

Aun podemos ir más allá de esa sencillez. Comenzando por la idea de tener alarmas programadas para ejecutarse después de determinada cantidad de tiempo desde el inicio de una acción, es decir, si nuestra laboral ocupa ocho horas, ¿por que no tener una alarma automática que salte transcurrido ese periodo de tiempo independientemente después de que comience nuestro inicio de tiempo? TimeCat incorpora esta ventaja, que aunque suene a estúpida es de lo más útil.

La morbosidad nos lleva a plantearnos que pasaría con nuestro salario si un día no trabajásemos o si trabajamos tiempo de más. TimeCat incorpora la posibilidad de asignar un cantidad económica a cada unidad horaria, de esta forma podremos saber como puede influir en nuestra mensualidad el esfuerzo a realizar. A este importe le podemos añadir un diseño de jornada, es decir, sabiendo que la semana va de Lunes a Domingo, indicamos a TimeCat cuantas horas debemos dedicar cada día en lo que se conoce como el horario Flexible, una configuración que nos servirá después para calcular cuanto tiempo de más hemos dedicado o el tiempo que nos falta por dedicar en un periodo de fechas determinado. Esta información es de lo más útil cuando si por algún motivo debemos indicar que uno de los días tenemos un imprevisto y hemos de faltar a nuestra labor y por consiguiente hemos de compensar el tiempo que no hemos estado. TimeCat lleva un estricto control de lo que hacemos, lo que deberíamos hacer y lo que nos falta o sobra por hacer.

Si a todo esto le añadimos la posibilidad de reconocer los días festivos y de vacaciones para que no influyan en nuestro horario de trabajo, unos días especiales dónde hemos caído enfermos o que hemos tenido que ausentarnos y por lo tanto después hemos de recuperar el tiempo, obtenemos una gestión de calendario que se integra a la perfección con el sistema horario de entradas y salida.

Aunque todo esto pueda resultar demasiada información para comprender, TimeCat lo soluciona con una potente herramienta de análisis que nos indica en todo momento cada uno de los detalles realizados como son: horas trabajadas, horas que deberíamos trabajar, diferencia entre ambas, días de vacaciones o bajas laborales, días laborales, etc. Todo con unos gráficos de barras que aportan una interpretación de los datos mucho más rápida.

TimeCat soporta hasta cincuenta horarios diferentes, pudiendo ser utilizado como controlador para otras personas o para otros proyectos de nuestra vida. Hablando de proyectos, en su versión PRO la ventaja principal es el control de los proyectos a los cuales destinamos el tiempo, de esta forma podemos imputar las horas contra algo mucho más tangible, que está completamente integrado con la función de análisis.

TimeCat fue una herramienta que antes no quería reconocer, pero ahora que he estado experimentando con ella durante largo tiempo he podido comprobar como el esfuerzo que ha realizado el programado, el cuál indica que ha realizado la herramienta como hobby y necesidad, se integra perfectamente en el mundo laboral, cubriendo todas aquellas necesidades que con otros gestores de tiempo no podemos realizar. TimeCat, es una aplicación que hay que darle una oportunidad por que seguro que se va a quedar con nosotros bastante tiempo.

Podéis encontrar TimeCat traducido al español gracias a la colaboración de PDAMéxico.