Texas Instruments dice adiós de forma definitiva a los dispositivos móviles

 

Yo ya se los había platicado meses atrás y tal y como se los conté en ese momento en el cual aun circulaba como un rumor, por fin ya ocurrió. Y es que lamentablemente Texas Intruments le dice adiós de forma definitiva al negocio de los microprocesadores para dispositivos móviles, esto dejando aun algunas dudas con respecto a las decisiones tomadas por los inversionistas de la compañía, quienes ya ansiaban se tomará dicha decisión debido a que que se encontraban perdiendo cantidades de dinero que bien se pudieron invertir en otras áreas de la empresa.

Cabe mencionar que en su momento, después de que circulará tal rumor, algunas personas dentro de Texas Instruments desmentían dicha información, lo cual hizo más evidentes los problemas internos por los que estaba pasando la compañía. A lo que ahora y en voz del vicepresidente Greg Delagi se confirma la noticia de que Texas Instruments abandona el mercado móvil. 

Otro de los problemas que presentó la compañía fue la gran cantidad de competidores en el mercado los cuales han ido ganadole terreno a esta enorme y muy reconocida compañía. Algunos de sus competidores más fuertes son Samsung, NVIDIA, Apple y Qualcomm, en donde este último le ha robado a Texas Instruments una cantidad bastante considerable de clientes importantes.

A todo esto, los inversionistas tratan de justificar este lamentable hecho diciendo que pasaron un momento de susto el cual los llevó a presionar a la gente de Texas Instruments para que se enfocará en mercados mucho más redituables a largo plazo, para lo cual según ellos, tendrían que abandonar el mercado móvil.

Pero, ¿Qué significa todo esto? Pues básicamente que la línea de procesadores OMAP ya no será desarrollada para colocarse en smartphones y tablets. Debemos recordar que algunos dispositivos que usaban dichos procesadores son el Motorola Droid, el Samsung Galaxy Nexus y el Kindle Fire de Amazon, los cuales usaban chips OMAP4, así como algunos dispositivos BlackBerry.

Ahora Texas Instruments busca enfocarse en fabricar sistemas de chips integrados para dispositivos empresariales como los que podemos ver en la industria automovilística.

Una de las consecuencias que traerá esta decisión será la de que muchas personas perderán sus empleos, debido al cierre masivo de algunas divisiones dentro de Texas Instruments. Alrededor de 1700 empleados serán los despedidos y esto representará un ahorro a la compañía de cerca de $450 millones de dólares por año desde que este cambio sea aplicado.

No cabe duda de que hoy una gran compañía ha quedado detrás, la cual en lugar de seguir innovando, prefirió abandonar literalmente el barco de los smartphones y tablets, afectando muy probablemente a un enorme número de personas.

Vía Engadget

  • tendencias moviles 2013