Se avecinan tiempos difíciles para los fabricantes de Móviles

El sombrío panorama económico mundial ha seguido afectando a las ventas de telefonía móvil tanto en los mercados maduros como en los emergentes durante el segundo trimestre del año. Y si bien el parque mundial de abonados de móvil ha seguido creciendo, también se observa un claro frenazo en las sustituciones de terminales, como consecuencia del parón del mercado por el aumento del coste de la vida.

La firma de análisis de mercado Gartner ha informado esta semana que las ventas mundiales de teléfonos móviles rondaron los 305 millones de unidades durante el segundo trimestre, un aumento del 11,8% respecto al mismo periodo del año anterior.

Pero también se mantuvo la tendencia hacia una mayor prudencia en el gasto, de modo que los consumidores en los mercados maduros siguieron optando por terminales de gama media en lugar de modelos de gama alta. Las ventas por sustitución también fueron modestas, tanto en los mercados maduros como en los emergentes, debido que los consumidores afrontaron aumentos de precio de los alimentos y el combustible, además de unos índices de inflación más elevados.

Las ventas del segundo trimestre en la región de Asia Pacífico aumentaron un 20,5% de un año al otro hasta alcanzar los 115 millones de unidades, aunque la debilidad de la economía hizo descender la cantidad neta de altas nuevas desde los 83 millones del primer trimestre hasta los 75 millones del segundo.

Situaciones parecidas se observan en otras zonas en vías de desarrollo, como la zona que comprende Europa del Este, Oriente Medio y África, donde las ventas fueron de 56 millones, un 18% más que el año anterior, pero con menos sustituciones de las previstas. Las ventas de terminales en América Latina alcanzaron los 38,5 millones, un aumento de casi el 19%, pero no respondieron a la demanda esperada.

El mercado de Europa Occidental remontó ligeramente durante el segundo trimestre, con unas ventas de 42 millones de terminales, que son el 8,2% menos que el año pasado pero el 16% más que el trimestre anterior. La penetración en Europa Occidental llegó al 121,5%, lo que implica una fuerte dependencia de las ventas por sustitución, que no serán nada fáciles.

Las ventas en América del Norte sumaron 44,1 millones de móviles, el 6,58% más que el año pasado, un crecimiento prácticamente dominado por las sustituciones. Por su parte, las ventas en Japón bajaron un 22,1% respecto al año anterior y se quedaron en 9,4 millones, debido a la extrema saturación y a la ausencia de productos nuevos realmente atractivos.

Según Gartner, Nokia amplió su liderazgo hasta el 39,5% del mercado mundial, con los 120,4 millones de terminales servidos durante el segundo trimestre, gracias a las reducciones de precio estratégicas aplicadas en su gama media para presionar a la competencia. Samsung también aumentó sus ventas hasta los 45,7 millones de móviles, que suponen una cuota de mercado del 15,2% y ampliando su ventaja sobre Motorola, el tercer clasificado.

Motorola, afectada por sus propios problemas, vió descender su cuota de mercado un 4,5% respecto a hace un año hasta quedar en el 10%, con unas ventas totales de 30,4 millones de teléfonos. La ausencia de funciones avanzadas como el GPS en su gama hacen pensar a Gartner que la firma tendrá que recortar precios para seguir siendo competitiva.

Entretanto, LG viene empujando por detrás, con un aumento del 2% en su cuota de mercado que se sitúa en el 8,8%, y 26,7 millones de unidades. Por último, Sony Ericsson también aumentó sus ventas secuencialmente hasta los 23 millones de unidades, pero aún así perdió un 1,4% del mercado, del que tiene ahora el 7,5%.

Carolina Milanesi, directora de investigación de terminales móviles de Gartner, afirma que un entorno económico más duro seguirá afectando a la baja a los precios medios de venta, poniendo difícil a los fabricantes el mantenimiento de unos márgenes saludables al tiempo que se introducen en nuevos mercados al fin de incrementar sus ventas.

Pese a ello, Gartner mantiene su previsión de que las ventas de teléfonos móviles durante el año 2008 alcancen los 1.280 millones de unidades.

 

Noticia Extraída de CanalPda.com [vía]