Revolución Tecnológica en LEDs Blancos


Tal vez no lo sepas, o no te hayas dado cuenta, pero el LED blanco fue la primer revolución tecnológica del siglo XXI. Un LED blanco no es un foco, sino un Diodo Emisor de Luz, por lo que dura mucho más tiempo que cualquier lámpara incandescente, y consume mucha menos energía. El LED blanco se ha expandido en cosa de unos cuantos años y ahora lo vemos en muchas partes: pequeñas lámparas portátiles que caben en un llavero, stylus para PDA con luz, señalizaciones para salas cinematográficas, iluminación de jardines y corredores, y adornos de navidad son algunos de los ejemplos de utilización de LEDs blancos hoy en día.


Pues bien, el fabricante estadounidense de semiconductores Micrel acaba de anunciar un nuevo circuito integrado que revolucionará esa tecnología aún más: el MIC2291. Esta tecnología es una especie de balastra electrónica que aumenta la potencia de los LEDs blancos varias veces más que la actual, utilizando un espacio de dos por dos milímetros. En la práctica, esto significa que las cámaras digitales integradas en los nuevos teléfonos celulares y PDAs podrán tener flashes a base de LEDs blancos: tan discretos que no te darás cuenta de que están ahí hasta que hayas tomado la primera foto, y con tan poco consumo de energía que no afectarán la duración de tu batería. Maravillas de la miniaturización…


Saludos, TaYo