No hay apps optimizadas para Galaxy Tab

Google ya lo dejó claro hace unos días y ahora Samsung no puede hacer otra cosa que aceptarlo y confirmarlo, las aplicaciones del Android Market no están optimizadas para ser ejecutadas en el Galaxy Tab. ¿Esto porqué y qué ocurrirá entonces?

El motivo por el cual ocurre es fácil de comprender y como comentó Google en su día es por culpa de la versión de Android que existe actualmente. Android 2.2 sólo permite resoluciones máximas de pantalla de 800×400 píxeles, esto quiere decir que si un dispositivo tiene más resolución la aplicación cuando se ejecuta se “agranda hasta rellenar todos los píxeles”. Esto en pantallas como hasta ahora de 4,3 pulgadas y con resoluciones de 854×480 coma la del Droid X es prácticamente inapreciable, pero con la llegada de pantallas de 7 pulgadas y resoluciones de 1024×600 como la del Galaxy Tab esto ya es otra cosa. Las aplicaciones se ejecutarán pero se verán pixeladas.

Esto se solucionará con la llegada de la versión Gingerbread que dará compatibilidad con resoluciones mayores llegando hasta los 1280×760 píxeles, necesitando entonces que los desarrolladores actualicen sus aplicaciones para trabajar con estas resoluciones.

No todo funcionará mal o mejor dicho de forma no optimizada, la navegación web, visualización de contenido multimedia como películas, etc… se verá de maravilla.

Por esta razón ya comentamos como Google debería de haber facilitado ya el SDK de la nueva versión a los desarrolladores ya que el tablet de Samsung llegará al mercado y seguro se encontrará con quejas de los usuarios cuando no vean todo lo bien que esperan la ejecución de las distintas aplicaciones.

Bien es cierto que Samsung ha comentado que ofrecerá un complemento al actual SDK para hacer “algo más compatibles” las aplicaciones con su tablet, pero realmente esto es un apaño malo y rápido más que otra cosa.

Apple sigue ganando por goleada a Google en toda la gestión de actualizaciones, lanzamiento de kit de desarrollo e interacción con los desarrolladores a la hora de lanzar nuevos dispositivos que requieran de actuaciones especiales.

Extraído de Androidsis