Los discos duros en vía de extinción.

Empezamos a conocerlos gracias a M-Systems, empresa que en su día despuntó en el diseño y fabricación de soluciones de almacenamiento basadas en memorias Flash. Los vimos por primera vez con capacidades máximas de 64GB a precios de coche de gama alta, y que sólo eran integrados en equipos industriales dedicados a tareas muy determinadas. Estamos hablando de los SSD, o lo que es lo mismo, los discos duros del futuro basados exclusivamente en memorias de tipo Flash Nand. Actualmente podemos encontrar varios ordenadores que lo integran, como el R500 de Toshiba o el Air de Apple entre muchos otros. La popularización de los equipos de bajo coste más conocidos como miniportátiles, han contribuido también a extender la idea en el mercado de que un portátil puede ser viable sin el engorroso disco duro, basado en una tecnología antigua y poco eficiente en equipos que demanden movilidad.

El futuro es Flash, hace tiempo que lo venimos diciendo, pero es ahora cuando las principales marcas parecen a tomarse en serio este salto cualitativo en las unidades de almacenamiento. Uno de los que ha contribuido desde la sombra es M-Systems, empresa que fue adquirida por Sandisk pero que ha mantenido infraestructura y equipo de desarrollo para seguir investigando en este terreno. Fruto de esta investigación ha sido la tecnología anunciada hoy, ExtremeFFS, conjunto de herramientas basadas en un nuevo software destinadas a incrementar el rendimiento de los discos SSD.

Según los primeros datos aportados por la compañía, gracias a ExtremeFFS se aumentará en 100 veces el rendimiento respecto a las soluciones actuales de almacenamiento Flash.

El corazón de ExtremeFFS es un algoritmo que sin entrar en detalles técnicos podríamos decir que permite la escritura de datos en la zona del SSD que estime más conveniente y eficiente. Además, este algoritmo es capaz de aprender las costumbres del usuario, o lo que es lo mismo, reconocer los datos que más use para colocarlos en zonas óptimas y optimizar de esta forma las tareas cotidianas que se lleven a cabo desde el equipo. Otra característica importante es la posibilidad de usar dos canales de datos simultaneamente, uno que escriba y el otro que lea, a diferencia de las entrañas de los SSD actuales, que permiten una sola operación.

Al conocer todos estos avances solo se puede esperar que finalmente los discos duros mecánicos acaben desapareciendo del mercado móvil (portátiles, UMPC, miniportátiles, etc). Para que eso ocurra sólo queda que se empiecen a fabricar de forma masiva para abaratar costes y que ExtremeFFS realmente funcione, para que el usuario no pierda ni un ápice de rendimiento.

Extraído de TodoPocketPC