Linux desde el punto de vista de un usuario nuevo.

Linux es un sistema operativo muy poco explorado por el gran publicó. A algunos les parece demasiado complejo, otros no encuentran aplicaciones que son “imprescindibles” para ellos y vuelven a windows con la sensación de haber perdido el tiempo.

Esto se produce, casi siempre, por tener malos consejeros a nuestro lado que no nos transmiten la confíanza necesaria para afrontar un cambio de entorno.

En este post os voy a hablar de un caso que puede ser muy representativo y que espero que ayude a algún indeciso a migrar a Linux. Es el caso de mi esposa.

Os pondré en antecedentes: ella es la típica usuaria de ofimática, con nivel de conocimientos informáticos medios y usuria de Windows desde la versión 3.1.

En casa tiene un portátil HP con un par de años y 512 Mb de RAM, que utiliza básicamente para navegación por Internet, algo de ofimática y juegos tipo sudoku. Disponía de  Windows XP, pero cada poco tiempo se ralentizaba muchísimo y era necesario volver a formatear.

La última vez que esto ocurrió le propuse “¿y si pruebas con Linux?” , su repuesta fue “vale”. Dicho y hecho. Busque una distribución facilona y me decidí por el socorrido Ubuntu, fácil de instalar y mantener, además se dispone de mucho software fácilmente instalable.

Tambien le instale un tema de escritorio que lo hace muy similar al MacOS, entorno muy agradable para la vista, en concreto el tema Mac4Lin.

El software que suele utilizar sobre Ubuntu es el siguiente:

Ofimática: OpenOffice 3. Esta versión tiene una gran cantidad de mejoras sobre la anterior. Merece la pena.
Navegación: Firefox, evidentemente…creo que todo lo que diga de bueno sobre este navegador sobra.
Mensajeria: Pidgin (antes conocido por Gaim). Es multiprocolo y soporta casi todo.
Algun que otro juego

Le dije que me escribiera algo sobre sus impresiones en este sistema:

————————–

Hace dos meses que me cambié a linux.


Al principio era un poco extraño, parecía que todo estaba justo en el sitio contrario al que yo buscaba, lo de abajo está ahora arriba, y viceversa.


Comencé a escribir mi trabajo (un informe infernal, dicho sea de paso), cuando llevaba bastante tiempo trabajando me di cuenta, ¡no lo había guardado ni una vez todavía! ¿y si se cuelga? ¿y si me da problemas? Pues nada, eso no ha pasado, desde que uso este sistema operativo, nuevo para mi, por fin siento que soy yo la que domina al ordenador y no al contrario. Ya no recuerdo lo que es un pantallazo azul, un “el programa no responde y debe cerrarse”, velocidades lentas para cualquier cosa. Acabo mis tareas a tiempo, puedo hacer varias cosas a la vez sin tener problemas ¡hasta tiene más juegos divertidos ya de serie!


Linux es fácil de usar, ahora ya se porqué se le dice intuitivo, todo está donde tiene que estar, todo es simple y lógico. Ya solo me queda una pregunta ¿porqué nadie me avisó antes para que me cambiara?


El procesador de textos es similar al de windows, fácil de usar, y lo que no sabes hacer, se intuye, leer los pdf ya no es una tortura mientras esperas que se abra el adobe, ahora es mucho más rápido, casi instantáneo, en fin, en mi opinión, al menos para las personas que como yo tienen poca idea de informática, los que estamos y a duras penas en la categoría de usuarios, linux facilita el trabajo de forma espectacular respecto a otros sistemas, ¡ah! Y por supuesto firefox le da mil vueltas al explorer, hay que verlo para creerlo, pero os aseguro que una vez que probéis, ya no habrá vuelta atrás :)

 

————————–

Despues de leerlo no se si la van a contratar en SUSE para su departamento comercial, deberia enviarles su curriculum :)

No es la unica, hay montones de casos de personas que migran a Linux y se mantienen sin problemas. Os garantizo que he migrado a empresas completas a este sistema sin el mayor problema. Eso si, siempre es aconsejable hacer los cambios poco a poco, mas que nada para no chocarse de frente con los usuarios y las costumbres de Windows….pero esa es otra historia.

 

Si alguien se anima a jugetear con este sistema pongo mi experiencia a vuestra disposición…que no se diga.

Un abrazo para todos y, por supuesto, para todas.

 

Extraido de Serantes