La nueva versión del Ubuntu Phone sale la próxima semana, pero…

Recuerdo hace unos años, Canonical / Ubuntu promocionaban una campaña de Indiegogo para un teléfono inteligente llamado Ubuntu Edge, con especificaciones predecibles en la época. Hubiera sido un gran equipo, sin duda. Siendo que su servidor estudió (además de Ingeniería en Computación & Electrónica) Ingeniería en Audio y Producción, el sistema operativo utiliado por de facto era MacOS, pero nunca me agradó. Siempre me ha gustado más la flexibilidad, el poder y el honor detrás de Linux. Y Ubuntu siempre fue mi elección. Hoy, la triste realidad me ha llevado a un trabajo de oficina convencional y les escribo desde Windows (una plataforma que aprecio y quiero más de lo que hago saber); pero el Android que llevo en mi bolsillo, bien podría ser otra variación de Linux.Ubuntu PhoneÉsta nueva edición del equipo viene de una forma mucho más establecida, fuerte y sólida que en agosto 2013, la campaña que sería coronada la más exitosa de Indiegogo (obteniento $12.8 millones de dólares americanos), inclusive con mayor aceptación y aportación que la reconocida exitosa campaña del Pebble Smartwatch ($10.3 millones de dólares americanos). El equipo luce muy bien y prometedor, como se aprecia en el video.

Pero el ambicioso projecto pedía reunir 32mdd, así que nunca vío la luz.

Éste 2015, Ubuntu se levanta con una propuesta fresca, diferente pero igualmente ambiciosa. Ésta vez, enfocandose en el software, ya que promete no buscar ser un clon de Android o de iOS, sino un competidor hecho y derecho.

Manufacturado por una compañía Española de nombre BQ, el equipo, conocido como Aquaris E4.5 Ubuntu Edition, siendo una variación exclusiva de uno de sus teléfonos con Android, estará disponible a la venta en Europa por la cantidad de $190 dólares americanos. Cómo es de esperarse (por el precio de venta), las características del equipo no son del todo sorprendentes, sino más bien, adecuadas. Incluyendo una pantalla qHD (540 x 960 px), procesador MediaTek Quad-Core @ 1.3Ghz, 8GB de almacenamiento, ranura de expansión microSD, dos ranuras micro SIM, sin radio LTE/4G, cámara frontal, sí, frontal, de 5 Mpx y 1 GB de RAM.

Canonical apunta a competir con grandes equipos como son el Moto E y numerosos equipos Lumia, dispositivos establecidos en el mercado y reconocidos por ser una magnífica opción para quién busca un equipo con un presupuesto relativamente bajo.

El “pero” está en el método de venta. Ya que pareciera que la distriuición y venta del equipo será al estio Xiaomi, ésto es a través de pequeñas y rápidas ventas por internet. A partir de la próxima semana, algunos carriers europeos empezarán a tener el equipo en venta en sus tiendas en línea. El otro “pero”, está en los planes de expansión. Que por el momento, son nulos. Canonical sólo ha mencionado que se encuentra analizando dichos planes para el mercado estadounidense. Recordemos que el mercado americano es muy distinto al europeo, inclusive al mexicano.

La idea de un teléfono con Ubuntu ha existido por mucho tiempo, inclusive tenemos un tutorial para quién esté interesado en probar. Canonical nos ha prometido varias veces, por varios años, que éste equipo (en alguna variable de formato, color, tamaño, fabricante, etc) verá la luz. Pero la pregunta que me tengo que hacer es ¿realmente queremos un teléfono con Ubuntu? y de tener una respuesta positiva ¿Por qué no lo hemos visto aún? ¿Por qué no lo hemos hecho aún? En lo personal “Ubuntu Touch” me llama la atención, y aunque claramente le soy más fiel a Android, de lo que le soy a Linux, sin duda me gustaría probar un equipo con Ubuntu, la interfaz es limpia, eficiente y me recuerda las pocas cosas que me agradan del más reciente sistema operativo de Blackberry, BBX.

Vía Engadget