La Cruzada Mexicana de #InternetNecesario

Alejandro Pisanty, profesor universitario y presidente de la Sociedad Internet de México, difundió un comunicado en su blog la mañana del lunes 19 de octubre: su rechazo a los impuestos a telecomunicaciones que analizaba el Congreso mexicano, por afectar directamente a los usuarios de Internet. "Es contradictorio restringir aún más el acceso a Internet cuando numerosas clasificaciones internacionales hacen aparecer a México cada año en lugares inferiores", escribió. "Internet, como una necesidad básica y creciente, implica no dificultar ni encarecer el acceso sino todo lo contrario, facilitarlo e impulsarlo". Entonces, conversó con otros activistas sobre pasos a seguir. Ya en un momento similar en Venezuela, recordó, hubo un movimiento exitoso llamado "Internet Prioritario". León Felipe Sánchez, abogado, uno de sus interlocutores, sugirió iniciar una campaña bajo el nombre de "Internet Necesario".

A las 11:08 horas de ese lunes en la ciudad de México, Sánchez, colocó un mensaje (post) en twitter, la red social que es como un telégrafo en tiempo real, que decía: "Me sumo a esta campaña con @apisanty NO al impuesto a telecomunicaciones! http://j.mp/2vJVHX #internetnecesario".

El contagio de lion05, su nombre en twitter, fue viral. Por la noche de ese lunes, la campaña agarró vuelo. "Las redes sociales no sólo sirven para echar novio", dijo días después. Pero el martes 20, los twitteros mexicanos estaban en un frenesí. Ese día intercambiaron 32,864 mensajes protestando contra los impuestos, un tráfico que hizo que se colocara como uno de los trendy topics del día en la red social global de twitter, que ya alcanza a más de 32 millones de seguidores.

El miércoles, la vida virtual se convirtió en real. El presidente del Senado, Carlos Navarrete, recibió a los activistas que echaron a andar #InternetNecesario para escuchar sus objeciones. El encuentro fue transmitido en tiempo real por internet, subido en video a YouTube, y reenviado (retwitteado) a través de diferentes redes sociales. Navarrete anunció que abriría en ese momento una cuenta en twitter, y en menos de 24 horas, ya tenía más de 1,200 seguidores. La reunión se difundió ampliamente por la radio y terminó como noticia de primera plana en varios periódicos. Las casas encuestadoras salieron a medir el impacto de esa protesta cibernauta ciudadana en la población. Este lunes, una semana después de iniciada la cruzada, Demotecnia, de la especialista María de las Heras, difundió sus resultados: 78% de los mexicanos dijeron que internet era necesario y que gravarlo retrasaría el desarrollo tecnológico de México.

La cruzada contra los impuestos en telecomunicaciones quizás no tenga la fuerza política suficiente para revertir la decisión de los diputados de imponer un impuesto de 3%, que esta semana será revisada por los senadores, junto con otros aspectos de la recién aprobada Ley de Ingresos. Pero la respuesta obtenida por #Internet Necesario es un atisbo de un fenómeno social sin precedente en México. Creció sin el cobijo de ningún partido político, sin padrinazgos de nadie, sin el respaldo de ningún medio de comunicación. Viajó a través del sistema nervioso electrónico del mundo y se reprodujo con una simple causa común: no a los impuestos en telecomunicaciones. A la semana exacta de haber iniciado la campaña, ya había 78,092 mensajes -un promedio de 11,156 por día-, y su impulso había trascendido las fronteras. Una protesta de los twitteros este domingo en un parque de la ciudad de México, fue noticia en el servicio español de la BBC.

Súbitamente, la red social de twitter se convirtió en una palabra de uso doméstico y de sensibilidad política. Navarrete es el último político que se montó en twitter. Otros políticos importantes que abrieron sus cuentas son el presidente Felipe Calderón, el líder de la izquierda social Andrés Manuel López Obrador, y el gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, aspirante más fuerte a la Presidencia en 2012. Sus tweets (mensajes) no llegan a ser propagandísticos, pero tampoco tienen gracia. Entre los más exitosos de esta red social se encuentran aquellas voces y caras en radio y televisión, como la conductora de noticias Adela Micha, que tiene más de 10,000 seguidores o Martha Debayle, la más simpática de las conductoras en radio, con más de 9,800. El magnate Carlos Slim abrió una cuenta y hay más de 1.600 personas que lo siguen y siguen esperando a que envíe un tweet.

Pero este boom del twitter entre las celebridades no tiene nada que ver con la cruzada de #InternetNecesario. De hecho, es una contradicción que ahora que los políticos descubren una nueva forma de comunicación horizontal, gratuita y en tiempo real, quieran gravarla. Las telecomunicaciones en México se han venido desarrollando, como en el resto del mundo, de manera vertiginosa. La teledensidad en México se encontraba cerca del 90% en 2008, con 9,6 millones de teléfonos de línea fija y móviles. Veintitrés millones de mexicanos utilizan internet -poco más del 20% de la población nacional-, y unos 8 millones utilizan banda ancha. De acuerdo con las estadísticas del gobierno, cada año se suman entre 2,1 y 3 millones de usuarios a internet.

La información y el conocimiento se han democratizado, y para quienes tienen recursos limitados, ha sido un impulso para su desarrollo. Aunque el costo de las telecomunicaciones sigue siendo elevado en función del poder adquisitivo de la mayoría de los mexicanos, hay caminos que se están abriendo para acceder a las nuevas tecnologías con el menor gasto posible. Por ejemplo, en los dos últimos años el crecimiento de cafés internet en la ciudad de México ha oscilado entre 30 y 40%, en buena medida por la utilización que hacen de ellos los estudiantes, quienes por el precio de un periódico, pueden leer los que quieran y hacer parte de sus tareas durante una hora. Varios gobiernos municipales y estatales están tratando de proveer banda ancha gratuita para sus ciudadanos. En comunidades rurales se han llegado a instalar facilidades privadas de internet, que son utilizadas para esos fines y como medio de comunicación, mediante el correo electrónico.

Pisanty afirmó en su blog del 19 de octubre, citando estudios internacionales, que por cada 10% de incremento en la penetración de la banda ancha, se elevaba aproximadamente 1,3% el PIB. El impuesto a telecomunicaciones, apuntó, es "contradictorio con el desarrollo de la sociedad de la información, con el tránsito a la sociedad del conocimiento, contradictorio con la formulación de una agenda digital que lleve a un progreso extensamente distribuido de nuestra sociedad". Paradójicamente, mientras en México el gobierno proponía colocar impuestos a telecomunicaciones y el Congreso lo aprobaba, en Finlandia se establecía como un derecho constitucional el acceso a Internet.

Pisanty y Sánchez son parte de un minúsculo grupo que desató el fenómeno social de #InternetNecesario y que, con su impacto en la clase política y la opinión pública, demostró que un movimiento social con puerto de destino claro, puede llegar a convertirse en un instrumento de comunicación política y rendición de cuentas como hasta ahora, en una democracia tan pervertida como imperfecta que es la mexicana, no ha existido. Por cierto, en lo que escribía este artículo, el número de nuevos mensajes de #InternetNecesario que se transmitieron por la red social protestando por el impuesto, fue 582. Y siguen subiendo.

Raymundo Riva Palacio es director de ejecentral.com.mx.

 

Extraido de ElPais.com

  • www cruzadamexicana com

  • telefonos de cruzada mexicana
  • cruzada mexicana telefono y direccion
  • telefono de cruzada mexicana

  • grupo lacrusada mexicana
  • cruzada mexicana