Freescale favorece a Linux con la arquitectura ARM para Ultra-portátiles

Bajo la antigua arquitectura ARM, Freescale, lanzo el mes anterior el chipset i.MX515 que compite con Intel y VIA. Dándole seguimiento a este emprendimiento ha anunciado recientemente que lo incorporará en Ultra-portátiles de bajo costo, que serán aprovechados por el sistema Linux, al ser una arquitectura incompatible con Windows.

 

Freescale se adentra en el mercado de los Ultra-portátiles con el anuncio del nuevo chip, optando por la arquitectura ARM, la cual aprovechara mejor el consumo de energía, con un buen rendimiento y sin necesitar ventiladores. Esta iniciativa pretende generar Ultra-portátiles de menor costo, de buen rendimiento y con 8 horas constantes de batería entre carga. Todo esto bajo sistemas basados en Linux.

Canonical ya tiene anunciado que Ubuntu 9.04 contara con soporte para esta arquitectura y en combinación con Freescale seguirá en la lucha de los Ultra-portátiles, campo en donde está compitiendo directamente con Windows, con la posibilidad de que Linux gane más terreno en el escritorio. Así también, la versión de Ubuntu 9.10, apenas bautizada el día de ayer, tiene planes de optimizar Ubuntu Remix para aprovechar mejor todos los componentes de estos pequeños portátiles, en general.

Otro de los sistemas que se incorporara a la tecnología de Freescale será Android, el sistema operativo de Google basado en Linux y que está enfocado a los dispositivos móviles. No obstante, tiempo atrás lo hicieron funcionar en un Ultra-portátil, motivo que origino que los rumores de que Google lanzaría su propia distribución nuevamente se manifestaran. La implementación de Andoid en los Ultra-portátiles de Freescale simplemente puede ser la muestra del próximo lanzamiento de GoogleOS, como una realidad.

También Xandros e Hyperspace están contemplados para ser parte del próximo lanzamiento de los Ultra-portátiles, los cuales se esperan que estén disponibles para finales de este año.

El sistema operativo Windows trabaja sólo en arquitecturas Intel, y para adaptarlo a esta arquitectura sería muy laborioso, y quizá no estarían interesados en hacerlo por el momento. Es por ello que Linux puede aprovechar esta oportunidad para dar un paso más hacia el escritorio, en el cual Windows continua dominando por mucho.

 

Fuente:espaciolinux