Entrevista con Martin Cooper, el Inventor del Celular

Motorola tardó tres meses en construir un prototipo
de un dispositivo móvil que Cooper públicamente demostró en Abril de
1973. El primer teléfono celular de la compañía comercial, el “DynaTAC”,
salió a la venta diez años después.

Cooper, ahora con 81 años, es el fundador de ArrayComm, una compañía que trabaja en mejorar las redes de telefonía móvil, antenas inteligentes y comunicación wireless. Él y su mujer son también inventores de Jitterbug, un teléfono simplificado para gente de tercera edad.

La gente de CNN tuvo la posibilidad de preguntarle sobre la creación
del dispositivo que cambió la comunicación como la conocíamos para
siempre. Aquí hay una transcripción de la conversación que tuvo CNN con
Martin Cooper:

CNN: ¿Cuál era el “clima tecnológico” por allá en 1973, y qué
te dio la idea de avanzar con el teléfono celular y competir con el
teléfono para automóviles de AT&T?

Cooper: No había circuitos integrados a gran escala,
no había computadoras, no había televisión de circuito cerrado, no
había pantallas LCD — No puedo nombrar todas las cosas que no existían
en 1973. Pero veníamos construyendo teléfonos por años y años en autos, y
nosotros [Motorola] pensamos que era el momento de la comunicación personal, porque la gente es naturalmente “móvil”.

Por 100 años, la gente que quería hablar por teléfono estaba atada a
sus escritorios o a sus hogares por medio de un cable, ¿y ahora íbamos a
atraparlos en sus autos? Eso no es bueno.

Por lo que decidimos competir contra AT&T. En 1973, decidimos
hacer una presentación impactante, y decidimos que la mejor manera de
hacerlo era construyendo un teléfono y lograr que alguien tenga la
experiencia real de hablar con un teléfono personal móvil. Y eso fue la
génesis de el teléfono que construimos.

¿Cuándo realizaron la primer llamada? ¿A quién llamaron?

¡Pensaba que todo el mundo sabía la respuesta a esa pregunta! La
primera llamada pública fue hecha en las calles de Nueva York. Fue a
Joel S. Engel, el director del programa de celulares en AT&T. Llamé y
le dije “Joel, te estoy llamando desde un teléfono celular, un
verdadero teléfono celular, de mano, portátil, un auténtico teléfono
celular.”

No recuerdo exactamente qué dijo, pero estuvo callado por unos
segundos. Supongo que estaba rechinando sus dientes. Luego fue muy
cordial y terminó la llamada. Cuando se le preguntó sobre eso, el dice
que no recuerda el momento.

¿Cómo fueron las reacciones que se tuvieron en cuanto al
teléfono celular? ¿La gente pensaba que era algo increíble, imposible,
innecesario?

¡La gente quedó deslumbrada por el concepto! Pasaba los límites de la
imaginación el hecho de que la mitad de la gente en el mundo tiene
estos dispositivos ahora. Pero la gente estaba completamente sorprendida
por el hecho de que uno podía sostener el teléfono cerca de nuestro
oído, caminar por ahí y realizar una llamada.

Si recuerdan, todavía no existían siquiera los teléfonos inalámbricos
en ese momento. Tuvimos una conferencia de prensa [en 1973], y le
presté el teléfono a una jóven periodista y le dije que haga una
llamada. Ella me preguntó, “¿puedo llamar a mi madre en Australia?” y yo
le dije “¡Claro!” A lo que procedió a hacerlo.

La mujer se quedó sin palabras, no podía imaginar cómo este pequeño
teléfono podría cruzar medio mundo, y permitirle hablar con su madre,
que atendió el teléfono en la otra punta. Los neoyorquinos estaban
parados observando con las bocas abiertas.

La recepción era bastante extraordinaria. El director de nuestra
compañía casualmente estaba en Washington en el tiempo que hicimos la
siguiente demostración [a principios de los ’80]. Así que el visitó al
vicepresidente [George H.W. Bush] … y le mostró este nuevo teléfono, y
él estaba tan sorprendido por el teléfono.

Él dijo “Bueno, tengo que mostrarle esto a Ron.” Y la próxima cosa
que sabemos es que se lo estaba mostrando a Ronald Reagan. A lo que
Reagan pregunta “Que nos detiene a nosotros de tener esto?”

¿Cómo lucía el teléfono? ¿Cuánto costaba y quién realmente lo compró?

El teléfono medía como 25 y 28 centímetros de alto, como 3
centímetros de ancho, y más o menos 10 centímetros de profundidad, y
pesaba aproximádamente 1,1 kg.

¿Cuánto costaba?

Si pensás sobre eso, este no era un producto comercial, por lo que si
tendrías que construír uno hubiese costado aproximadamente un millón de
dolares. Para el tiempo en que construimos un producto comercial, fue
10 años más tarde. No vendimos el producto hasta octubre de 1983, y el
teléfono entonces costaba US$3.900. Por lo que sería comprar un teléfono
hoy por US$10.000

Eso es un montón de dinero. ¿Quién realmente compraba estos teléfonos?

Bueno, no podría decir que fue un gran número de personas; de hecho
era un número muy bajo. Al principio era gente muy adinerada, pero
también gente que tenía que estar moviéndose constantemente. Era para
gente como agentes inmobiliarios y doctores, que ya estaban
acostumbrados a la tecnología porque usaban pagers.

Los teléfonos celulares no llegaron a ser un gran producto hasta unos
siete u ocho años después. Todo el mundo piensa que el celular siempre
estuvo y que siempre fue popular, pero no fue hasta 1990 -antes de que
fueran tan pocos como algunos millones en el mundo- que realmente
comenzó a crecer.

¿Alguna vez pensaste que estos teléfonos iban a estar disponibles para todos?

Sabíamos que algún día todos tendrían un celular, pero era difícil de
imaginar que esto podría llegar a pasar en mi vida. Y ahora tenemos
casi 5 mil millones de teléfonos en el mundo. Wow.

¿Cómo te sentís con respecto a los avances que los teléfonos
celulares han logrado, especialmente con características como
aplicaciones, cámaras, etc?

Tengo que decirte que por más soñadores que fuéramos en esa época,
nunca imaginamos que todas estas cosas llegarían a ser combinadas en una
sola, y realmente no estoy tan seguro de que sea algo tan bueno. Los
teléfonos se han vuelto tan complicados, tan difíciles de usar, que uno
se pregunta si fueron diseñados para gente real o para ingenieros.

Creo que lo que realmente va a pasar es que tendremos diferentes
tipos de teléfonos cuando la industria crezca -algunos que sean
teléfonos bien simples. De hecho, mi esposa y yo comenzamos una
compañía, y ella diseñó el Jitterbug, que es un teléfono más que simple.

¿Qué teléfono tienes ahora?

Estoy sentado aquí viendo todos mis teléfonos. Ahora te estoy
hablando desde un teléfono que estoy probando para una compañía en
Europa. Se llama Vertu, y el precio del mismo empieza
desde US$5.000. Y eso es por el modelo más barato. Se puede comprar una
versión de oro sólido de este teléfono.

Por lo que este teléfono, teniendo en cuenta la inflación, cuesta aproximadamente la mitad de lo que costaba tu primer celular.

Si, y realmente este no es un teléfono muy complicado. Tiene una
agenda, y llega a determinados sitios de la Web, pero no es una PDA. No
se pueden leer los e-mails en el, no tiene cámara. Realmente es un
teléfono muy básico.

También tengo un Droid. Tengo un Motorola Droid que uso. Y también tengo un Jitterbug. Siempre estoy probando el último teléfono en el mercado, y tuve un iPhone por un tiempo, pero se lo di a mi nieto. A los chicos realmente les gustan esas cosas. Pero creo que los teléfonos Android están poniéndose muy al día, y la última versión de los Android phones son igual de buenos, si no mejores, que el iPhone.

  • entrevista con el inventor del celular

  • inventor de Celulares 3D

  • inventor del celular

  • ivmema

    El ex director de AT&T aun ha de estar retorciendose al recordar la llamada de Martin jaja eso si ha d doler, q bien q el inventor ha vivido para ver los pasos AGIGANTADOS que ha dado la telefonia celular :eek