Entendiendo la Civilización para otorgarle Comunicación: Nokia

 
Jan ChipChase se le conoció durante algún tiempo como “El Indiana Jones de Nokia” y es que su trabajo consistía en viajar a zonas recónditas del mundo con el objetivo de identificar nuevas oportunidades de negocio en mercados locales y regiones específicas.
 
Ahora, el especialista vuelve a ser nombrado debido a una columna de opinión suya, titulada “Civilización Móvil” y que publicada en Iconeye.

En el artículo describe varias particularidades de la industria móvil
en lugares como África donde se forman grandes mercados de venta y
reparación de celulares que genera una cultura callejera hacker
donde los puesteros hasta terminan montando un servicio de venta de
contenidos como ringtones y wallpapers, o cobran por la electricidad
para cargar un celular.

Y más que interesante es la cultura shanzhai en China donde verdaderos expertos de vanguardia en hardware de móviles copian en un par de meses por ingeniería inversa
los dispositivos que ya fueron anunciados pero todavía no están en las
tiendas (por eso es tan grave que a Nokia se le filtran los celulares
con tanta anticipación) . La calidad de esos productos varían mucho
desde desastrosos hasta casi idénticos y una gran cantidad termina
llegando a lugares tan recónditos como África.

Otro punto muy particular es lo que pasa con las tarjetas SIM en estos países donde los usuarios de verdad necesitan móviles Dual SIM
ya sea para poder tener tarjetas de distintas operadoras y así ahorrar
plata al llamar a los usuarios de la misma operadora o porque una
operadora no tiene cobertura en todo el país o para separar la vida
laborar de la social (y para facilitar las trampas también eh!) o
simplemente porque no tienen más remedio que compartir el móvil entre
varios.

Pero la mayoría de los fabricantes no ofrecen equipos con varias ranuras para tarjetas SIM
quizás por que necesitan del apoyo de las operadoras para vender sus
productos. Y como la demanda sigue latente, eso genera servicios
callejeros que ofrecen agarrar dos tarjetas y modificar el circuito para
que entren en una sola, lo que permite varios números en un teléfono. “Se
puede argumentar que la vanguardia de la tecnología móvil y su uso
está sucediendo en las calles de lugares como Accra más que en Tokio o
San Francisco”
, opina Chipchase.

Con información extraida de Celularis