MIT y Samsung descubren como mejorar las baterías

Samsung y el MIT han investigado como mejorar las baterías moviles

Samsung baterias

Samsung es una fabricante de dispositivos que ha apostado por mejorar la autonomía de sus terminales debido a que no han podido incrementar mucho la capacidad de sus baterías, pero la firma ha estado trabajando en un proyecto de investigación junto al MIT, descubriendo como mejorar la vida y seguridad de las baterías ante los diversos casos reportados en el mundo.

Samsung ha financiado un departamento de investigación en conjunto con el MIT, obteniendo sus primeros resultados tras descubrir una forma de sustituir los electrolitos líquidos de una batería por electrolitos sólidos que funcionen de igual manera, evitando el riesgo de un incendio o alguna explosión.

La utilización de electrolitos solidos permitirá aumentar la seguridad en las baterías, pero también alarga su vida útil, algo benéfico para el usuario que no sufrirá fácilmente una disminución en la autonomía de sus dispositivos por una disminución en el rendimiento de la batería.

Bateria Samsung

Sin embargo, aún existe un problema, el cual es que, tras los diferentes intentos y pruebas realizados, se ha demostrado que los electrolitos en estado sólido no conducen la energía muy rápido, por lo cual el desafío actual es incrementar la velocidad de conducción.

Según los investigadores, a comparación de las baterías de iones líquidos donde se degradan con cada carga, los iones solidos no quedan con reacciones de degradación tras cada carga, aunque tras cientos de miles de ciclos de uso, comenzaría a apreciarse una disminución.

Además, las baterías con materiales solidos tienen un mejor desempeño en temperaturas muy bajas a comparación de los modelos con material líquido, el cual con mucho frio se puede congelar y afectar su funcionamiento, por lo cual se deben calentar cuando están en zonas muy frías.

Por último, los investigadores afirman que han conseguido incrementar la capacidad de las baterías entre un 20% a un 30% tras la utilización de electrolitos sólidos, pero aún falta más investigación para que dichas tecnologías puedan estar presentes en nuestros dispositivos de uso cotidiano.

Con información de Neowin