InMobi ha realizado una encuesta a desarrolladores de apps

Conoce los interesantes e increíbles resultados.

developers1-1024x538.jpg

¿Sabías que solamente el 6% de desarrolladores de apps en el mundo son mujeres?

¿Te has preguntado quién puede estar a cargo de la creación de las aplicaciones que utilizas a diario? InMobi ha realizado una encuesta sobre ello, y te tenemos los resultados.

El desarrollador promedio es de un varón de entre 31 a 35 años, con menos de tres años de experiencia en el desarrollo de aplicaciones con un sueldo aproximado de seis mil dólares por mes. De mil ochenta y nueve encuestados solamente el 6% representa a mujeres, e incluso el 16% tienen más de 5 años de experiencia haciendo aplicaciones, y es a partir de aquí donde nos encontramos con algunos resultados sorprendentes.

La encuesta de InMobi se empleó en tres regiones, donde el desarrollo de aplicaciones móviles tienen una gran escena: América del Norte, Europa y la región del Pacífico de Asia. A nivel mundial, son los hombres que dominan la industria con un 91% de varones identificados. En Europa y la región Pacífico de Asia tenían menos de 5% de representación femenina, cuando en América del Norte alrededor del 11% de los desarrolladores de aplicaciones eran mujeres.

DESARROLLO-DE-SOFTWARE

La mayoría de desarrolladores de apps mundiales son hombres y tienen menos de 3 años de experiencia.

Según el estudio, la edad media global para de los desarrolladores es 33 años de edad. Los desarrolladores de aplicaciones en América del Norte son mayores que sus contrapartes globales, sin embargo, 52% de ellos tienen 35 años o más. En su mayoría tienen menos de tres años de experiencia, aunque hay un 34% que afirma tener cuatro años o más en la industria. La mayoría de ellos también prefieren trabajar por su cuenta, con un 47% trabajando como desarrolladores independientes y el 33% trabaja en un equipo de cinco o menos integrantes.

Como era de esperar, la principal motivación para los desarrolladores de aplicaciones es el dinero, ya que casi el 35% dijo que “los ingresos” fueron la razón por la que se dedican a diseñar aplicaciones. Diversión y Oportunidad Creativa se citaron en un 17% y 16%, respectivamente. El 14% de los desarrolladores dijeron que la economía producida por las aplicaciones es un mercado muy interesante como para estar ahí, y el 6% dijo que el estilo de vida fue lo que los atrajo.

Por desgracia, la mayoría de la comunidad espera altos beneficios o recompensas y termina obteniendo algo más bajo de lo esperado con 55% de los desarrolladores llegando a cobrar mil dólares por mes, como máximo, mientras que el 4% gana cerca de 100 mil dólares por mes. Los desarrolladores de América del Norte pueden ganarse hasta nueve mil cuatrocientos dólares por mes en promedio, a pesar del hecho de que el 49% de ellos todavía ganan menos de mil dólares. Los desarrolladores de la región del Pacífico de Asia tienen las peores cifras con un 61% ganando mil dólares o menos, mientras que el ingreso promedio mensual es de tres mil cuatrocientos, aunque por otra parte sabemos que el nivel de vida en los países asiáticos un aspecto muy distinto a lo que aquí podemos ver.

juegos-de-video

Los desarrolladores de apps en un 41% se dedican a los juegos.

En cuanto a la clase de desarrollo de aplicaciones encontramos que más del 41% se dedican al sector de los juegos, cosa que no resulta tan sorprendente teniendo en cuenta la cantidad de juegos disponibles tanto en la App Store como en Google Play. Las aplicaciones de entretenimiento representan el 32%. Las más impopulares son las aplicaciones de medios con un 9% de desarrolladores dedicados a esta área.

A pesar de usar a diario aplicaciones de todo tipo no nos cuestionamos qué habrá del otro lado, es decir, bajo quién fue creada (excepto las redes sociales y navegadores más populares, pues siempre se habla de ellos) y qué habrá pasado para llegar a estar en donde está. Como pudimos notar, los hombres son quienes dominan este sector de desarrollo de aplicaciones pero en Asia no son tan gratificantes los ingresos generados por su trabajo.

Con información de Phonearena.