Baterías cubiertas de Kevlar podrían ser más seguras y delgadas

Kevlar es el material que gracias a su gran fuerza en un peso muy reducido tiene varias aplicaciones, desde llantas de bicicletas hasta ropa que resiste impactos de balas. Las baterías recargables que comunmente se usan en dispositivos electrónicos portátiles son baterías de ion de litio, pero estas pueden llegar a explotar a causa de pequeños caminos conductores que crecen en la estructura interna de la misma, causando un cortocircuito. Resulta que una nueva investigación de la Universidad de Michigan ha arrojado resultados favorables combinando estos dos componentes, no sólo las haría más seguras, sino que permitiría que fueran más delgadas.

Kevlar usado en la cubierta trasera del Motorola RAZR

Kevlar usado en la cubierta trasera del Motorola RAZR

Las baterías Li-Ion generan la corriente a través de iones de litio entre capas de electrodos, se usan membranas aislantes entre cada capa para prevenir que los iones salten entre los electrodos, pero con el tiempo, los átomos de litio forman estructuras que pueden llegar a ser tan grandes que perforan la membrana y al hacer contacto con el siguiente electrodo provocan el cortocircuito.

El profesor Nicholas Kotov y el estudiante de posgrado Siu On Tung lograron extraer nanofibras provenientes del Kevlar y creando capas colocadas una sobre otra se crea una membrana aislante. Dicha membrana tiene cavidades microscópicas que dejan pasar a los electrodos, pero no permiten pasar a la estructura atómica por su reducido tamaño.

Otras propiedades del Kevlar son aislamiento eléctrico y resistencia al calor, lo que permite que sea usado en baterías que tiendan a calentarse. Además el material es tan delgado que permite más electrodos en una batería de un tamaño comparable, produciendo más energía.

Kevlar mostrando su resistencia al calor

Kevlar mostrando su resistencia al calor

La investigación comenzó para prevenir que las baterías del Boeing 787 sufrieran estos problemas, pero dado que tampoco es fuera de lo común que smartphones presenten este tipo de percances y que las baterías usan la misma tecnología, no sería extraño verlas en tamaños más compactos.

Los investigadores han fundado su propia empresa, Elegus Technology, y dado el interés de 30 compañías de las que no se han dicho nombres, las nuevas baterías podrían empezar su producción en el útlimo trimestre del 2016.

En conclusión, las baterías que uticicen Kevlar, nos permitirían tener dispositivos más seguros, más delgados y con una mayor duración de la batería, que como sabemos es una desventaja de los dispositivos actuales que tienden a ser más delgados mediante el uso de baterías de menor capacidad.

Fuente: Gizmodo

  • cubierta de kevlar Motorola razr i