AT&T se une con fabricantes de autos para mejorar la conducción autónoma #CES2017

Honda, Delphi, Ford y American Center son los aliados

AT&T-V2X

AT&T colabora con diversos fabricantes de autos para mejorar la conducción autónoma

AT&T siempre busca los métodos de ampliar su panorama, algo que dejó muy en claro al llegar a México y al hacer acuerdos para la construcción de diversas tecnologías. Por otro lado, un tema que ha tomado fuerza conforme el Año Nuevo abre camino es el de la conducción autónoma, en el cual Microsoft y Grupo BMW ya se han envuelto. Así que, la popular compañía prestadora de servicio también quiere cooperar para mantener una comunicación más segura entre vehículos autodirigibles, lo que a su vez puede traer mejoras en la planificación urbana.

En colaboración con American Honda Motor, AT&T está incorporando la conectividad 4G LTE a los vehículos de Honda en Estados Unidos y Canadá, además de también formar parte de un nuevo acuerdo exclusivo por varios años que contempla conexión Wi-Fi.

La red 4G LTE de AT&T conectará las aplicaciones y los servicios HondaLink, incluyendo navegación, transmisión streaming de radio, diagnósticos del vehículo y abrir o cerrar el auto de manera remota. No obstante, AT&T, también en colaboración con Delphi y Ford, están desarrollando una nueva funcionalidad para mejorar las comunicaciones de vehículo-a-todo (V2X por sus siglas en inglés).

La plataforma está diseñada para ayudar a los vehículos a “comunicarse” entre ellos, así como a la infraestructura de las ciudades inteligentes para mejorar la seguridad y la protección de los vehículos, reducir la congestión del tráfico, ahorrar dinero y proteger el medio ambiente.

La investigación desarrollada entre AT&T, Delphi y Ford está diseñada para monitorear las condiciones de tráfico y notificar a los conductores a través de la red LTE de AT&T sobre los vehículos e incidentes que se aproximan. Incidentes como la activación de las bolsas de aire, colisiones de vehículos, condiciones peligrosas en las carreteras, mal tiempo y autos que vienen en sentido contrario. El resultado se verá reflejado en menos accidentes y mayor seguridad al conducir.

 

Por si fuera poco, AT&T también ha colaborado con el centro de movilidad estadounidense, American Center for Mobility, para acelerar el desarrollo de los vehículos que se conducen por sí solos. Por lo tanto, con esta otra colaboración se verían beneficiados ya que obtienen el espacio para explorar, crear y realizar pruebas seguras de las tecnologías de auto-conducción.

El American Center for Mobility apostará por una nueva forma de transporte, la cual servirá como un banco de pruebas para soluciones de vehículo-a-todo (V2X, por sus siglas en inglés) y de vehículos conectados y automatizados (CAV, por sus siglas en inglés). Conforme pruebas se vayan realizando, se validará la interoperabilidad de las soluciones de autos conectados y ciudades inteligentes para, de esta manera, asegurar que se puedan “comunicar” el uno con el otro, así como con sus alrededores.

No cabe la menor duda de que estas compañías están sentando las bases para la siguiente generación de planificación urbana y la seguridad al conducir. Antes, se decía que “en el futuro”, los vehículos autónomos podrán interactuar con los semáforos conectados, monitores de carreteras, señalización y casi todo lo que esté a su alrededor, no obstante, con el trabajo tan duro y dedicado de estas alianzas de AT&T, podría ser que hasta poco más de un 10% de los vehículos en los Estados Unidos se manejen sin conductores para el 2026.