Qualcomm Snapdragon 600E y 410E ya están disponibles en el mercado

La primera vez que los procesadores Qualcomm se venden al público en general

Qualcomm busca conquistar el mercado del Internet de las Cosas (IoT)

Qualcomm busca conquistar el mercado del Internet de las Cosas (IoT)

Una de las áreas donde está presentado un exponencial crecimiento en los últimos años es el Internet de las Cosas (IoT) debido a que cada vez más personas están apostando por añadirle tecnología y conectividad a los clásicos productos que usamos en nuestra vida cotidiana. En este segmento se han utilizado soluciones de diferentes marcas para el control, pero Qualcomm quiere conquistar también este mercado.

Qualcomm anunció esta semana sus nuevos procesadores Snapdragon 410E y el Snapdragon 600E enfocados al Internet de las Cosas, pues la compañía es uno de los principales interesantes en continuar siendo líderes indiscutibles en este mercado, por lo cual han desarrollado dos variantes de sus principales procesadores.

Quienes conocemos un poco más sobre el tema sabemos que el Internet de las Cosas no es simplemente colocarse una antena Wi-Fi o Bluetooth a un objeto para volverlo inteligente, sino que lleva un proceso de desarrollo en el cual debemos elegir un procesador o microcontrolador capaz de realizar las tareas, siendo esta una de las tareas fundamentales para el desarrollo de soluciones IoT.

internet de las cosas

En este caso, Qualcomm nos presenta dos alternativas, el Snapdragon 410E que estará enfocado a la gama media y el Snapdragon 600E enfocado a la gama media-alta donde se requiere un rendimiento extra para tareas más exigentes que no necesitan demasiado procesamiento como lo otorgaría quizás algún Snapdragon 820, por ello ahora detallaremos ambos modelos para conocerlos más de cerca.

Qualcomm Snapdragon 410E

Este es el modelo más asequible de los dos debido a que es el modelo de gama baja y se encuentra basado en el Snapdragon 410 lanzado en 2013, pero en este caso ha sido optimizado para trabajar perfectamente con el IoT debido a que el rendimiento de este es más que aceptable para lo que se necesitará.

snapdragon 625

Snapdragon 410E incorpora cuatro núcleos Cortex-A53 a 1.2 GHz con arquitectura de 64 bits acompañada por una GPU Adreno 306. Este modelo soporte memorias LPDDR3 de hasta 533 MHz y permite utilizar cámaras fotográficas de hasta 13 megapíxeles con grabación de video Full HD hasta 30 fotogramas por segundo.

En cuanto a conectividad, el Snapdragon 410E integra radio Wi-Fi 802.11n, Bluetooth 4.1 LE, GPS y conexión USB 2.0, mientras en el soporte para pantallas podremos montar un panel con resolución de 1920 x 1200 pixeles, siendo más que suficiente para la mayoría de tareas determinadas para un accesorio IoT.

Qualcomm Snapdragon 600E

Si necesitamos más potencia podremos subir un escalón para optar por el modelo Qualcomm Snapdragon 600E, una variante del antiguo Snapdragon 600 anunciado también en 2013, pero que ya nadie recuerda a estas alturas. Este modelo ofrece un rendimiento mayor que en Snapdragon 410E debido a que los núcleos optar por otra tecnología y tienen mejor soporte.

Qualcomm-Snapdragon-chip-image-1

Snapdragon 600E monta cuatro núcleos Krait 300 a 1.5 GHz con soporte para arquitecturas de 32 bits acompañado por una GPU Adreno 320. En este caso seguimos con soporte para memorias LPDDR3 de hasta 533 MHz, pero las cámaras fotografías suben de nivel con soporte para sensores de 21 megapíxeles con capacidad para grabar video Full HD a 30 fotogramas por segundo.

Este modelo tiene mayores capacidades, por ello la resolución de la pantalla puede ser de hasta 2040 x 1536 pixeles, así también contamos con conectividad Wi-Fi 802.11ac Dual Band de 2.4 y 5 GHz, radio Bluetooth 4.0 LE, GPS con GLONASS y conexión USB 2.0. Además, este modelo añade soporte para PCIe 2.0 que permite adaptarse a dispositivos existentes.

Disponibilidad y precio

Esta es la primera vez que los procesadores Snapdragon están disponibles a través de distribuidores, lo que los hace accesibles en diversas cantidades para fabricantes de todos los tamaños de cómputo integrado y productos IoT. Sin embargo, la compañía no reveló los precios que tendrían sus soluciones, aunque estimamos que rondaran los $40 a $80 dólares.