Lo que las laptops podrían aprender de las tablets

Durante años se pensó que las tablets no llegarían a hacerse un hueco en el mercado entre smartphones, PCs y portátiles. Sin embargo, con el lanzamiento del iPad de Apple los pronósticos vieron su punto de quiebre y empezó una explosión por la demanda de estos dispositivos de mano, donde el iPad sigue dominando a nivel global, pero con una fuerte competencia detrás potenciada por Android y últimamente Windows 8 y Windows RT. Al mismo tiempo vemos una prolongada caída en las ventas históricas de PCs ¿Por qué la gente prefiere un dispositivo sin teclado? Esa pregunta es importante para industria de las PCs si es que quieren sobrevivir.

image001

 

La venta de computadoras vio su pico más bajo en 20 años, de acuerdo a la información presentada recientemente, y aunque Windows 8 pretende mostrarnos que las PCs aún están con vida, hay muchas lecciones que los fabricantes de laptops tienen que aprender de las tablets para poder seguir en el mercado.

Tablets vs Laptops: La experiencia visual importa

No podemos negar que gran parte de la experiencia de cómputo es visual, estamos acostumbrados a ver una respuesta ante ciertas entradas ya se por el teclado o nuestro tacto, y eso es parte de lo que hace la experiencia tan envolvente. Pero la realidad es que la mayoría de los fabricantes hasta hace algún tiempo se olvidaban de este detalle y preferían otorgarnos equipos “baratos” por que se vendían más y más rápido.

image004

 

Cuando las tablets llegaron al mercado, con una experiencia visual mucho más responsiva y otras cualidades, enseguida se vio el comparativo en detrimento de las pantallas “arcaicas” de las laptops de ese entonces. Posteriormente incluso las tablets llegaron a mayores resoluciones como Retina y la tecnología IPS.

Muchos fabricantes han reaccionado ante esto con la implementación de mejores pantallas a sus laptops y PCS, pero el problema es que a veces por enfocarse en una gran pantalla fallan en otros aspectos de hardware para poder tener el precio alrededor de los $600 dólares y ser relativamente competitivos.

Las características ya no venden

Seamos sinceros ¿A quien le importan todas y cada una de las características de Windows 8? Definitivamente existen personas que evalúan la mayor cantidad de características del sistema operativo. Quienes nos movemos en este ámbito lo hacemos, pero para el consumidor promedio muchas de ellas pasarán desapercibidas la mayor parte del tiempo, pues la realidad es que no se utilizan mucho.

Los estudios de consumo nos muestran que la mayoría de los usuarios no se inmutan por cuestiones como el reconocimiento facial, una gran cantidad de aplicaciones de terceros, lector de huellas digitales, bases personalizadas para escritorio y el montón de extras que los fabricantes ponen a nuestra disposición. Sí, es interesante saber que cuentan con todas esas funciones, pero en muchas ocasiones no son factores que impulsen o nieguen una compra.

Enfoque en la experiencia

Entonces hay que ver qué es lo que vende si las característica no lo hacen. La experiencia es la respuesta, algo que va más haya de sólo especificaciones y aplicaciones de software por separado, sino que integra ambas en un modo en que es útil e intuitivo para el usuario.

image005

 

Solo veamos el ejemplo del iPad de Apple, que aunque no es fue la única sí fue la que inició el boom por lo que se merece algo de crédito. Antes de ella, todas las demás tablets en el mercado desaparecían sigilosamente, y de hecho esto mismo se le predijo al iPad. Pero cuando la tablet de Apple salió al mercado rompió records de ventas ¿Por qué? Esta tablet sí era intuitiva, portátil y poderosa, algo que no eran todos sus antecesores.

En cambio, la industria de las PCs ha operado durante años con equipos que dejan a un lado la experiencia del usuario, con baterías que solo se pueden lamentar, gaming que no llena los estándares o pantallas tan pobres que no queremos mirar. Por otro lado, en un intento por crecer en este segmento, los fabricantes de PCs han intentado con híbridos y convertibles que, si bien no son malos, tienden a confundir al consumidor con tantas funciones.

Sin engaños para el consumidor

Defintivamente la computación no es compleja si se sabe explicar, pero muchas veces los fabricantes hacen parecer que sí lo es. En los últimos tiempos habíamos visto un enfoque hacia las especificaciones y comparativas a veces absurdas que podían confundir a un consumidor común para dirigirse a comprar otro producto.

Esto funcionaba en parte por que muchos de los fabricantes utilizaban estrategias similares. Pero los tiempos han cambiado y los productos han evolucionado a tal grado que las tablets y smartphonesnos han enseñado que, hasta cierto punto, las especificaciones no son tan importantes, sino el buen funcionamiento.

En conclusión, las tendencias cambian con el tiempo, no podemos determinar cuando una u otra va ser la dominante, pero para eso las empresas tienen gente inteligente y capaz de crear innovación, equipos que de verdad otorguen una nueva experiencia para el usuario y que no se centren en dar simplemente equipos baratos o monstruos inasequibles.

Vemos el caso de Asus y Lenovo, prácticamente las únicas dos compañías de PCs que no vieron una caída en sus ventas en el último trimestre. Curiosamente son de las que ofrecen equipos más innovadores a precios bastante aceptables, así que es probable que muchas otras deban seguir su ejemplo.