La delgada línea entre ser Fundador y CEO contratado

dougmunro-adzuna

 

Muchos de nosotros siempre estamos al tanto de las noticias de las empresas del momento, desde Apple, hasta Samsung, demandas, patentes, compras, uniones, más demandas y así como un ciclo sin fin junto a las presentaciones de equipos para el año, pero hay un elemento dentro de cada empresa que juega un papel muy importante para poder decir que esta empresa existe, y es que no siempre tomamos en cuenta a los que han hecho posible el crecimiento de una empresa, el CEO, pero más aún a quienes la crearon, Fundador, dos rangos que muchas veces son desarrollados por la misma persona, pero que en la actualidad se ha dividido gracias a las necesidades del mercado.

El cargo de fundador implica una gran serie de retos que con el tiempo forman las bases y reglas dentro de la empresa que estamos comenzando, sin duda, se va aprendiendo con base en errores en cada evento, quizá un tiempo mal empleado, una mala cotización, fallos de comunicación, el miedo, la impotencia o a veces las ganas de detener el sueño hasta un punto en el que ya nos sentimos bastante agotados, pero sin duda el poder superar cada reto representa un satisfacción personal y sobretodo un enseñanza de la vida misma a cerca de lo que podemos llegar a hacer, de lo que somos capaces de realizar sin no nos rendirnos.

Muchas veces confundimos los términos de fundador con CEO (Director ejecutivo) y es que ambos juegan un papel importante en el el crecimiento de la empresa, al mismo tiempo que puede tratarse de la misma persona dentro de estos rango, pero cuando ya has logrado crecer tu empresa ya llega un momento en que quieres enfocarte en otro proyecto, por lo cual se hace la designación de un nuevo CEO para el manejo de la empresa, he ahí donde cae la diferencia, y es que el fundador es quien levanta todo desde cero y creando un lugar en el mercado para una empresa sin conocer, con la diferencia del CEO contratado que se debe de ocupar de mantener el nivel de calidad, ventas y estabilizar y hacer crecer el mercado de la empresa.

Doug Monro es el fundador Adzuna, una página dedicada a la búsqueda en la red de trabajos, automóviles y viviendas de acuerdo a nuestros parámetros especificados con un rango de detalle muy especial, no por nada ha crecido a gran medida desde el 2011, pero esto no fue así desde el inicio, Monro nos cuenta a cerca de como ha sido su crecimiento personal y empresarial destacando que el lo que difiere a un fundador de un CEO contratado para su empresa, detalles muy interesante que hay que tener muy en cuenta y que Monro nos quiere comentar en base a su experiencia en el campo.

Aprendiendo a vender

Seamos sinceros, el vender en un establecimiento o en una empresa ajena no es lo mismo que hacerlo como nuevo vendedor desde cero y con la necesidad de encontrar clientes a los que les interese tu proyecto, este es uno de los retos con los que un puede enfrentarse en primer término dentro del inicio de nuestra jornada en busca de ser reconocido en el mercado, de ser un empleado a ver directamente las necesidades para realizar una venta y no perder al cliente se convierte en el reto diario y de cada instante.

vender por internet

Como fundador vendes todos los días a empresas, inversionistas, gobierno, usuarios o donde tu mercado se dirija, con el compromiso de hacer crecer tu empresa a costa de tu propio esfuerzo y dedicación y sobretodo con el temor de saber que cualquier movimiento erróneo causará el fallo en tu proyecto lo que podría resultar en su suspensión  sin embargo las ganas de seguir son mayores a este miedo constante.

Yey, Ahora no tengo jefe!

Arma de doble filo, sin duda el rasgo mayor mente deseado al momento de la fundación de una empresa es el hecho de no tener un jefe, un gran sentimiento de libertad se presenta, sin limites, poder hacer lo queremos y tomar los negocios donde queramos, pero el detalle esta en que ahora no se trata de mantener TU empleo y renombre, si no que ahora ves por más de una persona, por los inversionistas, investigadores, colaboradores y más, algo que sin duda se esperaba más no se sabe manejar al principio.

El hecho de ser jefe  indica que debes de tener un temple eficaz ante la presión de tener el sustento de varias personas en tus manos, el hecho de hacer crecer tu empresa y ser eficiente y continuo para cada uno de tus clientes, usuarios e inversionistas, por lo cual la presión se sube un poco más a cuando solo buscábamos el beneficio y crecimiento propio, ya que ahora ves por obtener un mejor esquema económico y de desarrollo para todos.

La montaña rusa emocional

Cierto es que tendremos bastante estrés ahora en adelante, pero el hint es no dejarse manejar por estos sentimientos, mantenerse frío y analizar perfectamente todo lo que se nos presenta para poder realizar respuestas eficientes y acertadas y es que el éxito en algunos eventos y el fallo inmediato de otros nos puede hacer pasar malos ratos en los que podemos llegara  agredir a nuestros colegas o amigos, por lo cual es siempre un gran detalle el poder estar en un nivel de serenidad alto.

Por malo que pueda ser el rato siempre tendrá su final y como dicen aveces, ¿tiene solución para que preocuparse, no tiene solución entonces para que preocuparse?, y es que si algún proyecto nos esta llevando a fallos inminentes sin respuesta alguna seguro comenzaremos a entrar en un estado de frustración donde buscaremos culpables de todo, simplemente es entender que falla, que puede provocarlo y que puede solucionarlo, pero aún así pensar en otras posibilidades sin llegar al grado de molestarnos o frustrarnos.

Confiar en el instinto

Suena raro pero a veces hay que confiar bastante en lo que creemos, una idea, un proyecto, una nueva empresa, eso es lo que definirá a nuestra empresa una ves que haya crecido, algunos pensarán que sería un error hacer eso pero esto es más que nada un razonamiento a base de tu experiencia en el campo y en lo que has visto y aprendido de otras personas, por lo cual si no confias en ti quién lo hará  eso sí no hay que tomar decisiones sin meditarlas antes.

Dejando huella en el mercado

Hay que pensar el hecho de que en verdad no vamos a crear una empresa para ser la mejor de todas, más bien el logro interesante es dejar un detalle significativo en el mundo, algo que se reconozca como propio de la empresa que haz creado, quizá el ejemplo más reconocido es Steve Jobs quien dejo un largo legado no en busca de reconocimiento sino en busca de acercar la tecnología a los usuarios, mejorar el desarrollo de la industria al igual que Bill Gates o Linus Torvalds.

locata

El mercado podrá ser cruel e indomable en muchas ocasiones sin embargo siempre hay que ver hacia adelante y nunca dejarse caer o manipular, pensar en lo mejor para nosotros y los demás en pro del desarrollo y crecimiento de nuestra empresa y en el bienestar de los que nos han apoyado y han confiado en nuestra idea.

 

VIA | Gigaom | Doug Monro

  • fundador y

  • debe un fundador ser ceo