Dos cosas que podrían condenar la revolución del “internet de las cosas”

La conocemos de distintas formas hoy en día: comunicación de máquina a máquina, el internet de las cosas, internet industrial o simplemente como “sensores inalámbricos”. En resumen, M2M es la comunicación automatizada de información clave entre dos máquinas y ultimadamente a los humanos.

Las aplicaciones de esta tecnología son prácticamente interminables, desde el simple entretenimiento (como el video streaming) hasta cuestiones de vida o muerte (com0 la capacidad de monitorear de manera remota malos niveles de glucosa de una persona). Se trata de una tecnología con mucho potencial y que ha cambiado – y lo seguirá haciendo – el modo en el que vivimos.

La tecnología M2M está revolucionando un sin número de industrias. Compañías de envíos, las que utilizan el GPS para rastreo, doctores, guarderías, o incluso proveedores de hielo, todos se benefician de esta tecnología. Pero más allá de ello, la M2M también permite la recolección de enormes cantidades de información desde un gran número de fuente como sensores automáticos, cámaras de tráfico, medidores de energía y otros. De hecho, en el 2014 habrán 2.14 mil millones de máquinas M2m capaces de “hablar entre ellas”, eso considerando que en el 2011 hubo un estimado de 100.4 millones de conexiones de dispositivos M2M, de acuerdo a los analistas de Mason Limited, lo que representa un crecimiento del 36% año con año. ¿Que es lo que se consigue con esto? Un incremento en la productividad, eficiencia operacional y disminución de costos que benefician a muchas compañías.

Sin embargo, de acuerdo a John Horn de RACO Wireless, estas predicciones no toman en cuenta dos factores importantes que pueden condenar la revolución de la tecnología M2M: la complejidad innecesaria y la inminente desaparición de la redes inalámbricas 2G. Algunos indican que esto podría recortar el crecimiento hacia la mitad de lo estimado o incluso menos.

La complejidad como un estorbo

Actualmente a una empresa le lleva alrededor de 3 años implementar completamente una solución M2M y se requiere una inversión mínima de 25 millones de dólares, de acuerdo a la firma Maravedis Rethink. Esta es una de las principales razones por las que las empresas rechazan a veces el uso de esta tecnología, uno de los peores enemigos para su adopción.

Es por ello que las soluciones M2M deben hacerse de fácil desarrollo e implementación, en el lapso de meses, semanas, o incluso horas, pero no años. Los proveedores de soluciones requieren tener la habilidad de desplegar miles de dispositivos M2M al mismo tiempo, para ello se requiere tecnología estandarizada. También necesitan poder ver cómo sus clientes están utilizando sus aplicaciones en tiempo real. ¿Por qué? Las empresas que logran aplicar sus soluciones M2M en el tiempo correcto tienen grandes beneficios, ya no tienen que sentarse y esperar a que la solución se termine mientras que continúan con su negocio con las mismas deficiencias que se supone quieren corregir. Típicamente el primer año después de aplicar la solucion M2M muestra una tasa de retorno de la inversión (ROI por sus siglas en inglés) del 40%.

El problema es que con las soluciones actuales a veces el departamento de TI de una empresa tiene que enfocarse en cosas como hacer trabajar la conexión inalámbrica, lo que reduce el ROI. Mas allá de ello, si en algún momento la empresa se desvía de su núcleo para desarrollar una solución M2M, entonces el ROI deja de valer la pena.

Eso no puede continuar, los beneficios de las soluciones M2M son claros y pueden mejorar sustancialmente nuestras vidas y ayudar a los empresarios a mejorar sus procesos tomando decisiones con mucha mayor información. No hay duda de los beneficios, pero hay algunos obstáculos al respecto.

Apagar la tecnología 2G podría ralentizar las aplicaciones M2M

Desafortunadamente la simplicidad no es lo único que se necesita para el triunfo de la tecnología M2M. De hecho, el futuro de muchas aplicaciones M2M se verá afectado por la migración de la industria de las telecomunicaciones a tecnologías 3G y 4G. La evolución de estas redes sí puede afectar de manera negativa a las soluciones M2M.

Este efecto negativo se da ya que las soluciones M2M, en la mayoría de los casos, no necesitan grandes cantidades de datos y, aunque podrían migrar a soluciones 3G o 4G, el costo de los dispositivos compatibles con estas tecnologías incrementa sustancialmente, lo que afecta de manera negativa el ROI de las empresas. Es posible que en algunos casos, sobre todo para las grandes empresas, estos cambios traigan beneficios a largo plazo, pero para las empresas pequeñas que utilizan operaciones simples el beneficio podría ser nulo.

Estos cambios forzarán a los clientes a planear mejor sus estrategias. Algunos operadores mantendrán sus redes 2G por un largo tiempo, mientras que otros las apagarán en favor de las nuevas tecnologías debido a limitaciones del espectro.

Conclusión

A final de cuentas, para que las soluciones M2M sean exitosas deben cumplirse dos factores. En primero lugar las empresas tienen que poder implementar sus solciones M2M de manera rápida y sencilla, y en segundo lugar deben poder asegurar que estas tecnologías sean soportadas en el futuro, conforme las redes evolucionen. Con la combinación de estas dos cosas las tecnologías M2M podrán alcanzar su verdadero potencial.

Fuente: Gigaom

  • iusacell medidor

  • empresas que usan chips m2m

  • cual es el apn de rethink posible

  • whatsapp apn m2m