BYOD: Trae tu propio equipo para trabajar.

Son las 9 de la mañana. Nervioso y apresurado por el tiempo, ingresas a la que será tu nueva oficina, pasas las presentaciones del personal, las políticas, los trucos y tips que los demás han aprendido en ese nuevo edificio. Te familiarizas con el vigilante de la entrada y mientras te imprimen tu credencial y vas conociendo tu escritorio e imaginando como organizarlo, te llevan al departamento de sistemas, es momento de asignarte tu equipo de cómputo y tu equipo móvil, te explican todas las políticas de seguridad en la red y de limitantes en el uso de todas esas cajas que te están entregando. Es tu primer trabajo y te sientes hasta muy premiado por tantas cosas que se te están asignando aunque yo lo llamaría “todo lo que te dan”.

Bring Your Own Device

Imaginemos que esto sucede en todas las empresas, aunque probablemente en nuestro país no suceda tan seguido, para quien tiene su primer empleo esto no es mayor problema y por el contrario es tomado de forma optimista y es muy agradable para el recién ingresado a la empresa. Por otro lado está aquel que ya tiene experiencia y que ya ha podido adquirir por sus propios medios los equipos y dispositivos que mejor le han parecido ya sea por su practicidad o por su onerosidad. A estos sujetos generalmente no les parece usar aquel equipo asignado tan limitado y que terminan apodando el tamagochi (sin la última t para no hacer referencia al producto de Bandai) y que en ocasiones se sienten avergonzados de usar en público, mientras que en el otro bolsillo traen equipos que serían la envidia de muchas personas.

Sea cual sea la razón, por cuestiones técnicas o por cuestiones de estética, siempre existirá una opción hasta ahora no muy explorada en el ámbito laboral: la llamada BYOD o Bring Your Own Device (Trae tu propio dispositivo) y es que a muchos no les parece usar cosas (en general) que han adquirido con mucho esfuerzo para someterse al ajetreo diario y que al final del día no será para beneficio propio sino de una empresa que debe darles lo necesario para trabajar. En el ámbito freelance sucede al contrario y es el trabajador quien compra sus equipos y los utiliza para las ocupaciones diarias y hay un tercero que, como ya se mencionó, o se muestra renuente a parecer un robot con tanto accesorio tecnológico o encuentra que su equipo propio le sería más útil que el Nokia 130 que le quieren asignar como teléfono de contacto.

BYOD Datos.

BYOD es popular y va en aumento.
38% de los jefes de TI en EUA esperan poder dar soporte a BYOD para finales de 2012.
82% de las compañias encuestadas en 2013 permitirán a algunos o a todos sus empleados usar sus propios equipos.

La implementación de políticas empresariales y de tecnologías de la información que permitan el BYOD puede ser benéfico para la empresa puesto que no obliga a un usuario a adaptarse a una nueva plataforma móvil si es que se da el caso y evita que el mismo pueda revolverse entre tanto equipo y los accesorios que puedan utilizarse, el caso más común: los cargadores, que generalmente se extravían (además del equipo en sí). Otra ventaja es la económica puesto que la empresa evitará gastar en equipos que, por muy limitados que sean, si conllevan en volumen un gran costo.

Traiga su propio escritorio

Esta compañía tiene una política de BYOD, traiga su propio escritorio.

Una desventaja sería en los equipos de telefonía, cuando la empresa cuenta con convenios con empresas de este tipo, es necesario usar, de menos el numero asignado por la misma para que esté dentro del grupo de usuarios o de números incluidos, que si bien puede usarse la sim card en el dispositivo del usuario, el usuario tendría que decidir entre usar su nuevo número para todo o regresar a traer dos dispositivos: uno personal y otro para lo laboral.

Una problemática es la creación de políticas de TI puesto que tendrían que reevaluarse las configuraciones de equipos de red y de seguridad en los servidores para permitir accesos, que dependiendo del alcance, pueden ir desde correo electrónico hasta bases de datos y en muchas ocasiones la empresa mexicana tiene severos fallos en estos rubros puesto que no se le da la importancia necesaria.

BYOD Auto en Cubiculo

Vamos a tener que reevaluar nuestra politica de BYOD.

Como conclusión personal: es una buena práctica el BYOD puesto que agiliza ciertos aspectos: una vez creada alguna política en TI para ésto, no es necesario modificarla por cada equipo, evita comprar una gran cantidad de dispositivos, permite que el usuario decida cuál es la mejor opción para su movilidad/ubicuidad y genera una sensación de libertad y confianza hacia el empleado.

Un escenario que podría sonar utópico por la falta de cultura tecnológica en México pero que bien podría considerarse su implementación para mejorar en este ámbito.

Vía –  Cisco, IBM