¿A Samsung no le interesan sus clientes?

Entre las fallas del Galaxy Note 7 y diferentes recall que ha hecho Samsung, todo sigue empeorando.

Samsung tendrá que recuperar la confianza de los usuarios.

  Desde hace algunos meses que no veíamos que una empresa pasara por tantas penurias en tan poco tiempo, pero todo es posible y a cualquier fabricante le puede pasar… pero no durante tanto tiempo. Como ya es bien sabido por todos, Samsung está sufriendo una de sus peores rachas en lo que va del año, siendo ubicado por los consumidores como una marca en la que debemos considerar más de una vez sobre adquirir o no sus productos.

  Todo esto fue desatado por uno de los dispositivos más esperados del 2016, lo que, sin lugar a duda, influyó en el modo de percibir a la marca por parte de nosotros los clientes o clientes potenciales; y es que toda esta mala racha que ha tenido Samsung, no solo en el apartado de smartphones parece toda una conspiración contra la marca ¿Cómo es posible que tengan tantas fallas?

  Pues el recall de Samsung del Galaxy Note 7 es uno más que se suma a una amplia lista de este tipo de medidas emprendidas por Samsung. Tampoco debemos satanizar a la empresa porque no ha seguido las normas de seguridad necesarias para satisfacer a los usuarios… ¡Pero claro que es motivo suficiente! Al posicionarse como una de las empresas líderes en el mundo de la tecnología, debería prestar especial atención a los usuarios y a los productos que está ofreciendo.

  Y es que, al parecer, esto parecía una contienda entre Samsung y Apple para posicionarse como el peor fabricante; primero se dieron a conocer los casos del Galaxy Note 7 y poco después Apple lanzó su nueva familia de smartphones con la que también se anunció una nueva versión de sistema operativo… que dejaba inutilizables los dispositivos, una fuerte contienda por ser el peor fabricante.

galaxy note 7 quemado mesa

  Podemos decir que los fabricantes están operando justamente de la manera incorrecta, ya que han ganado suficiente audiencia y fanáticos de la marca, comienzan a bajar la calidad de sus productos, dejan de invertir en los laboratorios de desarrollo e investigación para mejores productos, quedan estancados con algo tan simple en lugar de explotar todo lo que la industria ofrece y brindando a los consumidores lo que se merecen por lo que pagan.

  Como ya he dicho, el Galaxy Note 7 únicamente encabeza la lista de productos defectuosos y que representan un peligro para los usuarios. Otro de los casos que ha comenzado a llamar la atención de los consumidores de electrodomésticos fabricados por Samsung se dio a finales de septiembre, ya que se reportaron que algunas lavadoras que cuentan con tapa en la parte superior explotaron en los Estados Unidos.

  Los casos por explosiones de lavadoras sumaban 21 casos hasta el 28 de septiembre, orillando a Samsung a realizar otro recall, además de esto, emitieron diferentes comunicados para advertir a los usuarios sobre los usos apropiados y para limitar los usos de estos productos… en pocas palabras: si cuentas con este modelo y eres propenso a que la lavadora explote, mejor limítate a mis reglas de lavado… un tanto ridículo y mal visto por los consumidores.

  Continuando con esta misma línea de productos mal diseñados o mal fabricados, sea cual sea la razón, no se detiene ahí, el primer recall grande para esta compañía fue de de 185 mil microondas en los Estados Unidos durante 2003, podemos decir que es el primer caso registrado sobre estos acontecimientos de llamar a los productos de cierto embarque de vuelta a las fabricas para evitar problemas y su posterior diagnóstico y revisión.

samsung_washer_burnt_revised

  Otro caso de este tipo ocurrió con lavadoras durante el 2007, aunque fueron menos electrodomésticos dañados, ya que se llamaron de vuelta a 20,000 productos porque corrían el riesgo de incendiarse sin ninguna razón aparente. Uno más ocurrió durante el 2009, pero en esta ocasión las cosas empeoraban, se llamaron de vuelta a 210,000 refrigeradores en Corea del Sur, otro más se dio durante este mismo año, Samsung llamó de vuelta 43,000 hornos de microondas en los Estados Unidos.

  Pero debemos hacer una comparación entre estos productos y lo que acaba de suceder hace menos de un mes. Nos encontrábamos de frente a fallos fatales en un teléfono celular, un dispositivo de medidas mucho menor comparado con el resto de electrodomésticos que han resultado con fallas todavía más graves, aunque claro, por una parte, tenemos al smartphone que nos acompaña durante prácticamente todo el día.

  Pero además de prestigio, Samsung está perdiendo dinero, hasta el momento el monto calculado por la campaña de devolución del Note 7 es de tres millones de dólares, pero ¿Tan difícil era realizar un nuevo lote de estos equipos sin todos estos errores que provocaron esta campaña de devolución? Al parecer no, como ya sabemos, el fabricante ha optado por dejar de producir este smartphone y centrar sus esfuerzos en la producción de los Galaxy S7 y S7 Edge y los nuevos colores que introducirán.

  Recalquemos, Samsung no es el único fabricante que ha tenido que pasar por este duro proceso de devolución de productos por fallas técnicas, sin embargo, no se puede minimizar el hecho de que esta falla ponía en riesgo la vida de los usuarios o al menos su integridad física, ahí es donde radica la principal diferencia entre los casos de pequeñas fallas y de explosiones e incendios repentinos en los equipos, algo que dejará una herida muy profunda en la compañía y que costará cicatrizar durante los próximos meses.

SAMSUNG galaxy note 7 quemado

  • Refrigerador Samsung explota