Primer ataque registrado a oficinas y vehículos autónomos de Google

Un sujeto que sentía que Google lo perseguía perpetuó los ataques.

Vehículos autónomos de Google

Vehículos autónomos de Google

  Todos conocemos sobre los diferentes proyectos en los que se encuentra trabajando Google actualmente, uno de ellos es el de los vehículos autónomos, un gran paso en cuanto al modo de transportarnos y de volver más seguras diferentes actividades como conducir, andar en bicicleta, etc. pero al parecer, no a todos les agrada ver a esos automóviles manejarse solos por la ciudad…

  De acuerdo a un reporte policial, un hombre realizó una serie de ataques contra la compañía Google, entre ellos, disparar hacia las oficinas centrales de la empresa y lanzar bombas molotov a los vehículos autónomos ¿Estamos ante un sujeto que odia a la tecnología y está en contra de todo lo que provenga de ella? Al parecer no, al parecer, el “delirio de persecución” fue el causante de todas estas acciones.

  La policía federal apuntó hacia Raúl Murillo Díaz de 30 años como el principal sospechoso de estos actos vandálicos <<sobre los disparos a las oficinas>> al cual ya investigaban por otros dos incendios intencionales que se habían cometido el 19 de mayo <<contra los vehículos autónomos>> y de los cuales declaró ser culpable la semana pasada, Murillo fue arrestado el 30 de junio muy cerca de las oficinas centrales de Google, ya no quedaba ninguna duda sobre sus acciones.

Instalaciones de Google

Instalaciones de Google

  Las investigaciones realizadas por la policía el día 19 de mayo fueron producto de una llamada a emergencias, en la cual los empleados de Google denunciaron que un hombre había arrojado dos botellas de cerveza a un vehículo autónomo de la compañía que se encontraba en un estacionamiento. La policía encontró los restos de las botellas, pero no se trataba de cerveza, eran bombas molotov que, a pesar de todo, no causaron ningún daño al automóvil.

  Los siguientes ataques se registraron el día 4 de junio cuando la policía respondió a un reporte de disparos registrados en diferentes edificios de Google. Al arribar al lugar, los oficiales encontraron muchos vidrios rotos y perforaciones en las ventanas que habían sido hechas con un arma de fuego. Los videos de seguridad de la compañía detectaron el automóvil de Murillo, una vagoneta que había sido identificada en ambos ataques.

  Pero las cosas no terminaron con estos dos crímenes, el 10 de junio las cámaras de seguridad detectaron a un hombre vestido de negro y con un pasamontañas en la cabeza que cargaba con una pistola de agua <<los reportes policiacos apuntan a que estaba llena de gasolina o algún otro tipo de líquido inflamable>>, cuando arribaron los servicios de emergencia al lugar encontraron un vehículo autónomo de Google en llamas.

  Al momento de ser detenido, la policía informó que contaba con diferentes fundas en las que transportaba armas y todos los “ingredientes” necesarios para preparar bombas molotov. Al momento de la declaración, Murillo Díaz aseguró que sentía que Google lo estaba vigilando y eso lo hizo enfadar. Por ahora, el sujeto se encuentra en la cárcel en el condado de Santa Clara sin derecho a fianza.

  Con información de MercuryNews.