Facebook, Google y WhatsApp aumentarán cifrado de datos

Servicios de comunicación se protegen ante FBI.

facebook, whatsapp, google

Las empresas no se dejarán intimidar por el gobierno y mejorarán cifrado.

El precedente que está marcando el caso entre Apple y el Gobierno de Estados Unidos encendió una alerta al resto de las empresas de tecnología, lo que ha hecho que Google, Facebook, WhatsApp y Snapchat decidan incrementar el cifrado en sus servicios para evitar que se metan con los datos que poseen.

Todas las empresas citadas han expresado su apoyo a Apple. De hecho se cree que WhatsApp sería el siguiente servicio que sería citado por las autoridades, ya que existe una investigación en donde se requiere la información que tienen acerca de las llamadas hechas con dicha app. Por ahora las mismas están cifradas, pero le van añadir más características para hacer más seguro el uso de este mensajero.

Desde 2014 WhatsApp empezó paulatinamente a incrementar la seguridad, al cifrar datos, para dificultar a las autoridades más que a los atacantes, el acceso a la misma, lo que provocó el arresto de uno de los ejecutivos en Brasil,  al decir que era imposible acceder a la información que pedían. Es por eso que se va a cifrar las llamadas de voz y mensajes grupales. En las próximas semanas se emitirá un comunicado al respecto. Según The Guardian, el siguiente producto en aumentar su seguridad sería el mensajero de Facebook.

Snapchat también se “blindará” para mejorar el sistema de seguridad. Google y Twitter exploran proyectos para dar usos adicionales a la tecnología  que usan para cifrar los correos electrónicos y mensajes respectivamente. Lo han hecho antes pero debido a que han preferido darle importancia a productos enfocados en el cliente, no los habían lanzado. El cambio está en que antes se vendía la seguridad como una estrategia de mercadotecnia y ahora se empieza a ver como una ventaja comercial.

El problema con el lado de las autoridades es que algunos representantes de la ley consideran que se debe penalizar a las empresas por no dar  los datos.  Incluso el presidente Obama considera que las empresas han ido demasiado lejos, al prohibir el acceso. Otro inconveniente es que todas las empresas están conscientes de que los servicios que ofrecen son usados por extremistas islámicos aunque no todos han buscado la forma de evitar que los utilicen. Si bien han expresado simpatía con el gobierno en la lucha contra el terrorismo, este considera que lo apoyan con el uso del cifrado.

Con información de The Guardian