Runkeeper comparte con terceros los datos

Registra todas las acciones que se realizan en la app aún sin usarse.

runkeeper-logo

Runkeeper viola las leyes de la UE de protección de datos.

Una de las apps más usadas para llevar registro de las actividades deportivas es Runkeeper, la cual está siendo cuestionada en cuanto a la seguridad de los datos que obtiene, ya que se ha encontrado que los mismos se siguen compartiendo aunque no esté en uso.

Según el Consejo de Consumo Noruego, la app registra la ubicación de los usuarios aún sin estar activa. También se encontró que FitnessKeeper, el desarrollador de la app, vende los datos a Kiip.me una empresa de publicidad de Estados Unidos.

Por romper con las leyes de protección de datos de la Unión Europea se emitió una queja hacia la empresa. Como esta empresa no tiene presencia europea, no se le puede sancionar. Otro de los errores de la app es que no borra la información personal aún si se elimina la cuenta ni avisa de cambios en la política de privacidad.

Así que queda a consideración de los usuarios si desean conservarla, considerando que el uso implica enviar la información de sus actividades.

Con información de Phone Arena