Policía puede reunir evidencia creando cuentas falsas en Instagram

Hace poco se dio a conocer que la famosa red social de fotos Instagram, dio de baja a varias cuentas de spam. Sin embargo, legalmente, aunque no sea spam, se podrán crear cuentas falsas… con fines legales. Así que al menos en Estados Unidos, se podría tener contacto con otro usuario, que no sería quien dice ser,  pudiendo ser éste algún guardan del orden. Esta medida por ahora sólo se va aplicar en el estado de New Jersey, donde el juez de distrito William Martini  respondió a la solicitud de Daniel Gatson, que fue acusado de dirigir una banda que se dedica al robo de joyas , que fue detectado por el FBI desde 2013.

instagram

Gastón pidió anular la evidencia de los datos de la localización de su teléfono móvil,  pruebas físicas, y conversaciones telefónicas, entre esas eliminar las imágenes de su cuenta  privada de Instagram, que la policía  había accedido al crear  una cuenta falsa y agregarlo como amigo.

Debido a que en los medios sociales mucha gente se siente segura para compartir a veces algunos “obscuros secretos”, se ha convertido en una de las herramientas  para que la ley las revise ( esto es real, no sólo en las series policiacas se revisan).  Así, en el 2013 se encontró que el departamento de policía de la ciudad de NewYork , dio de baja a un sitio que vendía armas ilegales, después de que en ese se mostraran imágenes  de las mismas además de dinero.

En Twitter algunas veces los acusados han dado a conocer sus intenciones de matar y en Facebook una pandilla de NY dejó mensajes de sus intensiones. Algunas veces los mensajes son privados y en otros públicos o con cierto tipo de restricciones,  por lo que la policía ha detenido que recurrir a crear cuentas falsas para ganarse la confianza de los delincuentes. Por supuesto, la defensa siempre alega que es una forma invasiva de obtener información.

En el caso de Facebook, se supone que para abrir una cuenta es necesario dar un nombre real y ciertos datos, pero en Instagram no hay tantos requisitos, por lo que el juez desechó la solicitud alegando que no se requiere de una orden de allanamiento consentida para obtener la información. No se sabe si hay más casos similares, pero al menos en éste, se usó su teléfono para conocer su ubicación, cercana a otros ladrones, y grabar sus conversaciones.

Así que ya lo saben, legal o no, la policía cibernética siempre que sospeche algún delito, y más si la persona tiene antecedentes o conductas sospechosas, puede hacerse pasar por un amigo.

Fuente: The Verge