Conductor de Uber niega servicio a mujer en proceso de parto

Cobró $13 USD por el traslado no realizado.

uber

Un chofer no quiso trasladar al hospital a mujer en trabajo de parto.

Uber una vez más es blanco de polémica por el servicio que proporciona, y no es para menos, ya que uno de sus conductores se negó a dar el servicio a una mujer que estaba en proceso de parto.

La pareja junto con el entrenador de parto, estaban listos para ir al hospital. Para trasladarse solicitaron dicho servicio, pero cuando el conductor llegó, los dejó en la acera. Además de no subirlos, les dijo que si los llevaba podría perder su ingreso de $1000 USD si la mujer se enfermaba en el auto y que ningún chofer la llevaría como pasajero.

A pesar de que los usuarios le juraron al chofer que se harían responsables de los gastos de limpieza del auto si fuese necesario, este se negó a llevarlos al hospital y se fue. Peor fue el hecho de que además les cobró $13 USD por ir a su domicilio. A pesar de la respuesta, solicitaron otro servicio y dicho conductor los llevó al hospital. Horas después nació un saludable bebé.

El esposo de la mujer, quien es abogado, no estuvo contento con la actitud del primer chofer y dio a conocer este lamentable incidente, ya que piensa que ninguna empresa debe estar por encima de la ley y quedar impune por el mal servicio, si bien fue una mala decisión hecha por una persona.

En Nueva York está prohibido negar el servicio a mujeres embarazadas, por lo que tal vez los choferes requieran algunas clases de derechos civiles además de los legales para poder trabajar a conciencia (la empresa ha sido criticado previamente por discriminar a gente que usa silla de ruedas y perros de compañía).

Uber reembolsó la cantidad cobrada por el primer chofer. Inicialmente no se disculpó por el incidente. Menos lo hizo el chofer (la empresa se negó a dar a conocer su identidad, impidiendo que sea denunciado ante los organismos correspondientes).

Un representante de Uber declaró a Fortune que la empresa no habla de incidentes aislados de los conductores debido a sus políticas de privacidad. Compartió un comunicado en donde dijo que negar el servicio a una pasajera en trabajo de parto fue inaceptable, yendo en contra de su código de conducta y la calidad de servicio que proporcionan. Se disculpaban con los pasajeros afectados e indicaron que tomaron acciones para responder a sus quejas. Mencionaron que estaban satisfechos con el servicio profesional que el siguiente conductor les otorgó.

Con información de Fortune

  • mujeres embarazadas pueden trabajar en uber

  • uber chofer